Hummus, aderezo exótico de Arabia

El hummus es un puré de garbanzo, un alimento tradicional árabe, aunque también existe la versión mediterránea. Aunque se trata de una receta antigua y hay restaurantes en el todo mundo donde lo puedes degustar, este dip no es muy popular fuera de las áreas de su origen.

Incorporar hummus a tu alimentación, por lo menos unas cuantas veces al mes, será de gran utilidad para potenciar el mejor funcionamiento de tu cuerpo. Además su peculiar sabor y textura añadirán un acento de sofisticación a tu rutina.

Lo ideal para consumirlo, es prepararlo en casa y consumirlo fresco, aunque también lo consigues empacado en prácticamente cualquier supermercado. Si te decides por la segunda opción, lo recomendable es ingerir cantidades pequeñas, ya que las cantidades que sodio que llega a contener son algo elevadas.

¿Qué le aporta el hummus a tu cuerpo?

El alto contenido de fibra proveniente del garbanzo, ayuda a mejorar la digestión, así como a mantener niveles adecuados de azúcar en la sangre; también, el manganeso y hierro que lo componen mantendrán tus niveles de energía al máximo. Proteínas y carbohidratos son los otros dos elementos principales de estas leguminosas.

El resto de los ingredientes del hummus (que pueden variar) son aceite de oliva –que provee al cuerpo de grasas buenas-; ajo–aliado en el combate de infecciones y las enfermedades cardiovasculares-; y tahini –una pasta de ajonjolí, gran fuente de proteínas y calcio-.

Si te animas a preparar hummus en casa, la receta es la siguiente:

Ingredientes

400 gramos de garbanzos cocidos

2 dientes de ajo

3 cucharadas de tahini o pasta de sésamo

Una pizca de comino

El jugo de 1/2 limón aproximadamente

Unas 3 cucharadas de aceite de oliva

Sal y pimienta negra

Coloca todos los ingredientes en una batidora hasta que consigas una textura cremosa y homogénea.

¿Cómo se come el hummus?

El hummus sirve como un dip, para aderezar bastones de verduras, como calabaza, zanahoria, apio o brócoli. Esto lo hace perfecto como snack entre comidas, para llevar al trabajo, y también para amenizar reuniones, incluso lo puedes incorporar en ensaladas como sustituto de queso o pollo.

Aquí tienes otros usos que le puedes dar al hummus más allá de dip vegetariano:

1. En vez de mayonesa. Puedes untarlo en pan para sándwiches o en tortillas de harina integral, para hacer una especie de burritos “alternativos”.

2. Úsalo como acompañante de pescados blancos o nuggets de pollo.

3. Pónselo como topping a rodajas de berenjena y calabaza previamente asadas, con arroz integral como guarnición.

4. Rellena un pan pita con hummus, diversas verduras y lechuga.

5. Prepara una pasta para empanadas y rellénalas de elote o espinacas sancochadas con ajo y cebolla, y hummus.

También te recomendamos que pruebes una “tropicalización”de hummus que incorpora aguacate. Aquí tienes la receta:

Ingredientes:

200 gramos de garbanzos cocidos

Una taza de cilantro

1 diente de ajo finamente picado

Medio aguacate machacado

3 cucharadas de aceite de oliva

El jugo de medio limón

Sal y pimienta al gusto

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s